› Observatorio de Justicia Constitucional
» Trabajadores y Sindicatos
Tabla de Contenidos
Última modificación: 2006-08-01
Derecho al trabajo de los habitantes de las propiedades horizontales y facultades de la administración ante la mora en el pago de la cuota de administración

La actora interpuso acción de tutela por considerar que el Administrador del Edificio en donde se encontraba el apartamento de propiedad de su hija vulneró sus derechos a la libre locomoción y al trabajo al prohibir el ingreso al edificio a su hija y a cualquier otra persona. Asimismo, prohibió el ingreso de los pedidos de productos que le enviaba la empresa para la cual la accionante trabajaba y de la correspondencia que llegaba dirigida al apartamento. Lo anterior porque la actora se encontraba en mora en el pago de cuotas de administración del inmueble. La Corte reiteró que procedió la tutela en caso de presentarse controversias con respecto a los reglamentos de copropiedad o cualquier tipo de determinación tomada por el administrador si estas vulneran derechos fundamentales.

En el caso se probó que el celador se negó a recibir pedidos de la Empresa para la cual trabajaba la actora, porque el administrador dio la orden de prohibir el ingreso de los pedidos de la empresa y que con esta conducta se le violó el derecho al trabajo. El hecho que la accionante estuviera en mora no conllevaba el que se le impidiera el desarrollo normal de su trabajo ya que existen los mecanismos legales para el cobro de lo adeudado. Además se tuvo en cuenta que este es el medio por el cual obtenía el sustento personal la accionante.

La Corte sostuvo que el hecho de que un copropietario se encuentre en mora no autoriza al administrador de un edificio constituido bajo el régimen de propiedad horizontal para violar derechos fundamentales ya sea de los propietarios, de residentes, o de terceros. El administrador de la propiedad horizontal tiene las potestades necesarias e indispensables para mantener la convivencia entre copropietarios y la custodia de los bienes comunes. Igualmente, los copropietarios están obligados a contribuir a las expensas para la administración, conservación y reparación de los bienes comunes. Sin embargo, en su actuación el administrador debe respetar los derechos fundamentales no solo de los copropietarios sino de los residentes y de las personas que ingresen al edificio o conjunto.

La corte concedió la acción de tutela para proteger el derecho al trabajo y a la libre locomoción de la actora y en consecuencia ordenó al administrador del edificio que permitiera a la solicitante, su familia y demás personas a que la accionante autorizara, el libre acceso al edificio y recibir la correspondencia y los objetos que le fueran remitidos a la accionante nota 1



  1. Corte Constitucional, Sentencia T-468-04

© 2003 - 2006 Defensoría del Pueblo Colombia | línea gratuita nacional 018000 914814
Requisitos técnicos del sitio web | Su uso de este sitio web constituye aceptación de nuestras condiciones de uso y privacidad