› Observatorio de Justicia Constitucional
» Derecho de Participación Política
Tabla de Contenidos
Última modificación: 2007-05-02
Los servidores de la comisión nacional de televisión se sujetan a lo previsto en la ley general de carrera administrativa

A juicio del demandante, las expresiones acusadas que hacen parte del literal b) del numeral 1º del artículo 3º de la Ley 909 de 2004, desconocen la autonomía de la Comisión Nacional de Televisión, al establecer que sus empleados de carrera administrativa se sujetan a la Ley 909 de 2004 (Ley General de Carrera Administrativa), pues, a su juicio, se pasa por alto que dicha entidad se somete a un régimen legal propio, de acuerdo con los artículos 76 y 77 de la Constitución Política, en concordancia con el artículo 113 ibídem. Por tanto, considera que la carrera administrativa de la Comisión Nacional de Televisión es de naturaleza especial y que su regulación es un asunto interno que corresponde desarrollar a esa misma entidad, por lo que no es de recibo que se le ordene aplicar una normatividad general creada para las entidades públicas de la Rama Ejecutiva del poder público y para otros organismos que no tienen autonomía constitucional.

En la medida que la carrera administrativa tiene como finalidad establecer procedimientos objetivos de selección de los servidores del Estado, a partir del mérito como criterio de escogencia y permanencia en el cargo, la Corte Constitucional encontró que cuando el legislador optaba por dicho sistema como forma de vinculación a una determinada entidad estatal, no hacía nada diferente de aplicar claros y expresos mandatos constitucionales que, en principio y por sí mismos, tienen respaldo suficiente en el ordenamiento vigente. Por el contrario, para que el legislador pudiera optar por un sistema de vinculación distinto al de carrera administrativa, debería tener razones constitucionales suficientes para ello, en los términos del artículo 125 y demás normas que resultaran aplicables según la Entidad de que se tratara.

De otro lado, la Corte precisó que, desde el punto de vista de las funciones constitucionales y legales de cada entidad, la carrera administrativa tiene carácter instrumental (permite proveer los funcionarios requeridos y garantizar que, por regla general, la vinculación con el Estado responda a los mismos criterios de acceso, permanencia, promoción y retiro del cargo), en la medida que sus normas no estaban dirigidas a interferir en las esferas de decisión propias de los organismos a las cuales se aplicaban, cuyas competencias y forma de ejercicio serían los determinados en la Constitución y la Ley, de acuerdo con el nivel de autonomía que les hubiera sido asignado.

Para la Corte, el conflicto planteado por el actor es inexistente. La autonomía de la Comisión Nacional de Televisión, en su triple dimensión (administrativa, patrimonial y técnica) garantizaba que no estuviera subordinada a las determinaciones de otros órganos o entidades del Estado o de grupos económicos, en relación con el ejercicio de las funciones que le habían sido asignadas por la Constitución (artículos 76 y 77), las cuales tienen un espacio de protección irreductible que no podría ser invadido ni siquiera por el legislador. Por su parte, el régimen general de carrera administrativa, como herramienta de gestión pública de rango constitucional, se mueve en un espacio diferente y le brinda a las entidades del Estado un mecanismo objetivo y universal para la vinculación, permanencia, promoción y retiro de sus funcionarios.

En esta medida, la autonomía de la Comisión Nacional de Televisión, a juicio de la Corte, no se ve afectada cuando las expresiones acusadas señalan, en aplicación del artículo 125 de la Constitución Política, que los funcionarios de carrera administrativa de esa entidad, se sujetan al régimen general previsto en la Ley 909 de 2004.

Por tanto, si la Ley 182 de 1995 (régimen legal propio), acogió el sistema de carrera administrativa para la universalidad de funcionarios de la Comisión Nacional de Televisión (art.15), sin ninguna aclaración y reglamentación adicional de especificidad, la cual tampoco surgía de los artículos 76 y 77 superiores, era claro para la Corte que resultaba aplicable el régimen general de carrera administrativa contenido en la Ley 909 de 2004, pues ello corresponde a lo que ordena el artículo 125 de la Constitución Política.

La Corte decidió declarar exequibles las expresiones ?En la Comisión Nacional de Televisión? que hacen parte del literal b) del numeral 1º del artículo 3º de la Ley 909 de 2004 ?por la cual se expiden normas que regulan el empleo público, la carrera administrativa, la gerencia pública y se dictan otras disposiciones?. nota 1



  1. Corte Constitucional, Sentencia C-532-06

 Ocultar columna

 Rama Ejecutiva

Es aquella Rama del Estado que tiene la función de hacer cumplir las leyes, conservar el orden público en el territorio nacional, administrar y ejecutar los planes y programas de desarrollo económico y social, vigilar y controlar las actividades financiera, bursátil y aseguradora, los servicios públicos y la enseñanza, y organizar las entidades administrativas nacionales. Está organizada en tres órdenes territoriales. En el orden nacional encontramos al Presidente, Vicepresidente, Ministros, Departamentos Administrativos, Superintendencias, establecimientos Públicos, empresas industriales y comerciales del estado y sociedades de economía mixta. A nivel departamental los Gobernadores y entidades públicas de carácter departamental y a nivel Municipal el Alcalde y entidades públicas municipales. (Art. 115 C.P.) Las Asambleas Departamentales y los Consejos Municipales forman parte de la Rama Ejecutiva.

 Ocultar significado

© 2003 - 2006 Defensoría del Pueblo Colombia | línea gratuita nacional 018000 914814
Requisitos técnicos del sitio web | Su uso de este sitio web constituye aceptación de nuestras condiciones de uso y privacidad