› Observatorio de Justicia Constitucional
» Niños y Niñas
Tabla de Contenidos
Última modificación: 2006-08-01
Derecho a la educación de menores de edad con talentos o capacidades excepcionales

Un grupo de menores de edad con talentos y capacidades excepcionales, estudiantes de un centro de educación especializado en el manejo de este grupo de personas, se vieron en la necesidad de retirarse del plantel debido a que sus padres, por las dificultades económicas que atravesaban no pudieron cancelar las respectivas matrículas y pensiones. La desescolorización forzosa a que se vieron sometidos los menores como consecuencia ha traído graves problemas de orden intelectual, psicológico y afectivo, el deterioro en su salud física y emocional, la desadaptación al medio, la atrofia de sus capacidades y la pérdida de su autoestima. Ellos elevaron solicitudes a diversas entidades del Estado para que se desarrollara y aplicara el inciso final del artículo 68 que declara la obligación especial del Estado para la educación con capacidades excepcionales, sin obtener respuesta concreta alguna sobre la implementación de políticas claras y específicas en esas dirección, alegando dificultades de orden presupuestal, administrativo y operativo.

Finalmente interpusieron una acción de tutela para que se obligara a las entidades estatales responsables a regular, promover, garantizar y prestar la educación especial que requerían los jóvenes con capacidades especiales. Para la Corte la educación se constituye en derecho fundamental que unido a la obligación estatal que se deriva del inciso final del artículo 68 de la Constitución, se convierte en derecho objeto de acción de tutela. El trato diferenciado, en educación, que se le da a las personas con capacidades especiales resulta plenamente adecuado a los fines constitucionales que el propio constituyente ha reconocido y quiere promover. Esto debido a que la educación para personas con capacidades excepcionales no sólo constituye un derecho para el desarrollo personal de sus capacidades, sino que da lugar a lo que se conoce como un bien de mérito que redunda en beneficios para toda la comunidad pues los mayores conocimientos y destrezas adquiridos por las personas que reciben dicha educación las convierte, en general, en agentes impulsadores del desarrollo cultural, científico y tecnológico que requiere y espera el país.

Debido a que se encontró que no existía por parte de las entidades estatales planes reales para la prestación especial del servicio de educación adecuada para este tipo de personas, sino sólo apoyos crediticios, sin suficiente disponibilidad y desaprovechados porque exigen requisitos extremos para su aprovechamiento y algunos pequeños proyectos piloto que no tienen fecha definida para entrar en marcha, se ordenó dar cumplimiento al artículo 49 de la Ley 115 de 1994. Esta ley estipula que en los establecimientos educativos se deben establecer los mecanismos necesarios para detectar a los alumnos con capacidades excepcionales e incluir dentro de los reglamentos la organización de proyectos educativos especiales para la atención de este tipo de personas y los subsidios a los que haya lugar cuando la familia carezca de recursos económicos para sufragar la educación y para que se implemente un sistema que permita diseñar una política y acciones para lograr el objetivo trazado.

También se ordenó: a) diseñar políticas estables tendientes a garantizar la organización de programas encaminados a proporcionar educación especial a las personas con talentos y capacidades excepcionales, y asegurar su ejecución a través de organismos especializados o mediante el concurso de las entidades territoriales, b) identificar y registrar en una base de datos a aquellas personas que posean calidades y talentos excepcionales; c) garantizar la educación de las referidas personas, bien sea en instituciones públicas o privadas del país o del exterior, mediante la provisión de los correspondientes recursos económicos y el establecimiento de auxilios, subsidios, becas o créditos educativos en condiciones especiales, a favor de quienes no posean los medios económicos para ello; d) hacer un seguimiento permanente de la educación de las referidas personas, con el fin de que ésta logre el cometido constitucional de su desarrollo integral.

De la misma manera ordenó al Ministerio de Educación Nacional y al Instituto Colombiano de Crédito Educativo y Estudios Técnicos en el Exterior "Mariano Ospina Pérez" -ICETEX- que, en los términos de esta sentencia, procedieran a implementar un sistema de financiación de educación para los menores que posean talentos o cualidades excepcionales que, por lo menos, contemplaran los siguientes elementos: i) recursos suficientes y apropiados para cubrir adecuadamente la demanda de créditos requeridos para atender a la educación especial de dichos menores; ii) diseño de mecanismos sencillos y ágiles para que los peticionarios de los créditos puedan acceder fácilmente a éstos. Por lo tanto, se excluirán aquellos requisitos extremos que en cuanto a solvencia de los requerientes de créditos se exige ordinariamente por las entidades financieras; iii) implementación de sistemas que garanticen la igualdad de oportunidades y la publicidad para el acceso al crédito, según los méritos que demuestren los aspirantes para recibir dicha educación especial.

Para el cumplimiento de las órdenes impartidas, se dispuso de un término de 48 horas para iniciar las gestiones pertinentes y hasta de seis meses contados a partir de la notificación de esta sentencia para concluirlas. Se ordenó a la entidad Distrital encargada que para el año lectivo de 2001, concluyera el programa previsto para el ofrecimiento de la educación especial en los planteles del Distrito que para tal fin hayan sido seleccionados, de tal modo que a partir de dicho año y en adelante los menores con capacidades o talentos excepcionales puedan acceder a ella. Igualmente dicha entidad, implementará para el año lectivo de 2001 un sistema destinado a la provisión de recursos económicos (v.gr. subsidios o becas) para que los menores con capacidades y talentos excepcionales y con insuficientes recursos económicos puedan acceder, según la calificación de sus méritos, a la educación especial que impartan instituciones privadas. En consecuencia, se ordenó también a dicha entidad que garantizara el derecho a la educación de los menores accionantes del año 2001 en adelante. nota 1



  1. Corte Constitucional, Sentencia SU-1149-00

 Ocultar columna

Búsquedas

Modificaciones recientes
2012-10-23
El testimonio de menores víctima de violencia sexual, constituye una prueba esencial en los procesos penales, y tiene un enorme valor probatorio a la hora de ser valoradas en su conjunto con las demás pruebas que reposan en el expediente

2012-10-23
Sobre la autoridades judiciales que llevan a cabo la función de investigación y juzgamiento de delitos sexuales cometidos contra menores de edad, recaen deberes negativos

2011-03-23
Prohibición de reclutamiento voluntario o forzoso de menores de 18 años

Presentación
Descargue la presentación del Observatorio de Justicia Constitucional
Descargar (39Kb)

Sabía usted que...
Para acceder a la tabla de contenidos de cada ítem, puede hacer clic en el nombre en la parte superior de la página.

Contáctenos
Si desea contactarse con el equipo de trabajo del Observatorio de Justicia Constitucional, escríbanos al correo observatorio@defensoria.org.co

Descargas
Constitución Política de Colombia en formato PDF
Descargar (569Kb)

Versión actualizada (julio de 2013)

Ver - Imprimir
Versión completa del documento sobre Niños y Niñas optimizada para impresión

Informes

Segundo informe del Observatorio de Justicia Constitucional

Marzo de 2007 - febrero de 2011

Descargue el libro

Tomo 1

(7.2 Mb)

Tomo 2

(8.5 Mb)

Primer informe del Observatorio de Justicia Constitucional de la Defensoría del Pueblo

Marzo de 1992 - febrero de 2007

Descargue el libro

Tomo 1

(2.7 Mb)

Tomo 2

(3.0 Mb)

© 2003 - 2006 Defensoría del Pueblo Colombia | línea gratuita nacional 018000 914814
Requisitos técnicos del sitio web | Su uso de este sitio web constituye aceptación de nuestras condiciones de uso y privacidad