› Observatorio de Justicia Constitucional
» Niños y Niñas
Tabla de Contenidos
  • Mostrando únicamente sección 10
10. Derecho a la salud

10.1. Límites al derecho a la libertad de culto de los padres frente al derecho a la salud del menor

?Un médico, actuando como agente oficioso de una menor instaura acción de tutela ante la negativa de los padres de ésta a que sea internada en un hospital para atender el riesgo que corre su vida, debido a sus creencias religiosas. La Corte Constitucional al revisar la tutela en cuestión señaló que se presentó un aparente conflicto de derechos: por una parte, el derecho a la expresión de la libertad religiosa de los padres, y por otra parte, el derecho a la vida y a la salud de su hija menor. Concluye que en el presente caso debe primar el derecho a la vida y a la salud de la menor. Señala además que la Constitución Política es tajante al señalar que "los derechos de los niños prevalecen sobre los derechos de los demás" (art.44 Constitución Política); la razón esencial de tal prevalencia, no es otra que la situación de indefensión en que se encuentra colocado el infante frente al resto del conglomerado social y, por ende, la mayor protección que a él deben brindarle tanto el Estado como la sociedad.

"Los derechos fundamentales a la vida y a la salud de la niña, en el caso bajo examen, prevalecen sin condición alguna, sobre el derecho a la libertad religiosa de sus padres. Estos no tienen título jurídico para decidir sobre bienes tan primordiales como la vida y la salud de quien, según el ordenamiento jurídico, es persona, es decir, dueña de sí misma, y no objeto de la propiedad de otros. Una de las bases de la civilización consiste en no someter a los más débiles, sino, por el contrario, promoverlos y defenderlos reconociendo su dignidad personal, y el trato preferencial, que debe dárseles en virtud de la proporcionalidad, esencia de la justicia distributiva, que consiste en dar a cada cual según sus necesidades. Aclara la Corte que si bien es cierto los padres tienen el derecho de escoger el tipo de formación de sus hijos menores, ello no implica potestad sobre el estatuto ontológico de la persona del menor. Este está bajo el cuidado de los padres, pero no bajo el dominio absoluto de éstos. La formación religiosa, por lo demás, no puede ser sinónimo de imposición, entre otras razones, porque los niños tienen derecho a expresar libremente sus opiniones (art.44 Constitución Política)* nota 1

  • * Con autorización, tomado del CD "Sujetos de Especial Protección en la Constitución Política de Colombia", elaborado por la Corte Constitucional y publicado por el Consejo Superior de la Judicatura.
  1. Corte Constitucional, Sentencia T-411-94. Ver también la Sentencia T-662-99
© 2003 - 2006 Defensoría del Pueblo Colombia | línea gratuita nacional 018000 914814
Requisitos técnicos del sitio web | Su uso de este sitio web constituye aceptación de nuestras condiciones de uso y privacidad