› Observatorio de Justicia Constitucional
» Personas en Situación de Desplazamiento
Tabla de Contenidos
Última modificación: 2006-12-21
Prorroga de la ayuda humanitaria a los adultos mayores en situación de desplazamiento

Un adulto mayor en situación de desplazamiento interpuso acción de tutela en su nombre y en el de los demás miembros de su núcleo familiar, todos mayores de 60 años, en contra de la Red de Solidaridad Social, con el fin que se le reconozca ayuda complementaria y se le proteja su dignidad humana.

La Corte señaló que debido al estado de debilidad en que se encuentra la población desplazada, se hace merecedora de un trato especial por parte del Estado, y en esa medida tiene derecho a recibir asistencia humanitaria en aspectos tales como alimentación, aseo personal, atención médica y psicológica y alojamiento en condiciones dignas, cuyo término ha establecido la ley en tres meses, prorrogables por tres meses más.

Adicionalmente, recordó que en reiterada jurisprudencia, se ha señalado que existen dos tipos de personas desplazadas que debido a sus condiciones particulares son titulares de un derecho mínimo a recibir ayuda humanitaria de emergencia durante un periodo mayor al fijado en la ley. Ese grupo especial está compuesto por i) quienes estén en situación de urgencia extraordinaria y ii) quienes no estén en condiciones de asumir su sostenimiento a través de un proyecto de estabilización o restablecimiento socio económica, como los niños que no tengan acudientes y las personas de la tercera edad, quienes por su avanzada edad o por sus condiciones de salud no están en condiciones de generar ingresos, como sucede en la presente acción de tutela.

En consecuencia, la Corte decide revocar el fallo de primera instancia y en su lugar, conceder la protección constitucional de los derechos de petición, a la vida digna y a la subsistencia del accionante. De igual forma, decide ordenar a la Red de Solidaridad Social que, dentro del término máximo de ocho días, contados a partir de la notificación del fallo, adelante las gestiones necesarias con el fin de que, si aún no lo ha hecho, se le conceda la ayuda humanitaria al peticionario. Luego de pasados los tres meses y su correspondiente prórroga, deberá iniciar la evaluación concreta de la situación del accionante y de su núcleo familiar para determinar si existen las condiciones objetivas de urgencia extraordinaria o si por su avanzada edad no están en condiciones de asumir su autosostenimiento a través de un proyecto de estabilización o de restablecimiento socio económico y en esa medida si se justifica la continuación de la ayuda humanitaria.

En caso de que se reúnan los presupuestos necesarios para que ello tenga lugar, deberá suministrar la ayuda de manera continúa hasta que tales condiciones subsistan. nota 1



  1. Corte Constitucional, Sentencia T-312-05

© 2003 - 2006 Defensoría del Pueblo Colombia | línea gratuita nacional 018000 914814
Requisitos técnicos del sitio web | Su uso de este sitio web constituye aceptación de nuestras condiciones de uso y privacidad