› Observatorio de Justicia Constitucional
» Personas en Situación de Desplazamiento
Tabla de Contenidos
Última modificación: 2006-12-26
Carácter de desplazado se adquiere antes de la inscripción en el registro único de población desplazada y no con ocasión de ésta.

Un señor en condición de desplazamiento forzado solicita que se ordene a la Red de Solidaridad Social su inscripción y la de su familia en el Registro Único de Población Desplazada ?RUPD-, y en consecuencia le sea entregada a él y su grupo familiar la atención humanitaria de emergencia a la que tiene derecho, y sean incluidos en alguno de los programas de consolidación y estabilización socioeconómica.

En su parte considerativa, la Corte reitera que la inscripción en el RUPD no puede ser la que otorga el carácter de desplazado, toda vez que la protección de los derechos fundamentales de aquellas personas que han tenido que abandonar sus hogares a causa del conflicto armado, no puede condicionarse a una certificación expedida por determinada autoridad a partir de valoraciones subjetivas, sino por hechos que dan lugar al desplazamiento.

Hace énfasis en que el Registro constituye una herramienta técnica que permite la identificación de los beneficiarios de las ayudas y facilita el diseño de políticas públicas, pero en ningún momento es el que permite que un individuo adquiera el carácter de desplazado, pues, ésta es una condición fáctica.
En complemento de lo anterior, la Corte realiza una síntesis de lo dicho en reiterada jurisprudencia sobre los siguientes aspectos:

- Contenido de la declaración que deben rendir los desplazados;

- Procedimiento a seguir para que una persona sea inscrita en el RUPD;

- Factores que las autoridades deben tener en cuenta a la hora de tomar una declaración;

- Pautas que deben guiar la valoración de las declaraciones de quienes solicitan la inscripción en el RUPD, como la presunción de buena fe de los peticionarios e inversión de la carga de la prueba hacia la dependencia de la Red encargada del registro.

En conclusión, la Corte establece que la Red no puede oponerse o negar la inscripción de una persona en el RUPD por el simple hecho de encontrar contradicciones en sus declaraciones. Le corresponde a la Red probar que las declaraciones son falsas, de manera que sin tal prueba no puede negar el registro.

En consecuencia, la Corte decide revocar el fallo de primera instancia y conceder la tutela, ordenando a la Red de Solidaridad Social que en el término de quince días contados a partir de la notificación de la providencia, tome una nueva declaración al peticionario sobre los hechos que afirma dieron lugar a su desplazamiento, y efectúe su respectiva valoración para efectos de su inscripción y la de su núcleo familiar en el RUPD, término en el cual deberá hacer entrega de la ayuda de urgencia prevista por el Decreto 250 de 2005.

Igualmente, le ordena que de ser procedente la inscripción en el RUPD, proceda a entregarle en el término de seis meses contados a partir de la notificación de la decisión, la ayuda humanitaria de emergencia que le corresponde y el acceso a los programas para el restablecimiento socioeconómico, sin desconocer el orden de turnos que exista en la actualidad. nota 1



  1. Corte Constitucional, Sentencia T-563-05

© 2003 - 2006 Defensoría del Pueblo Colombia | línea gratuita nacional 018000 914814
Requisitos técnicos del sitio web | Su uso de este sitio web constituye aceptación de nuestras condiciones de uso y privacidad