› Observatorio de Justicia Constitucional
» Trabajadores y Sindicatos
Tabla de Contenidos
Última modificación: 2006-08-01
Derecho al cobro de cuotas sindicales

· Derecho al pago de cuotas sindicales es un derecho fundamental de los sindicatos

El representante de una asociación sindical interpuso acción de tutela contra un banco de carácter privado que se había negado a retener y pagar las cuotas de afiliación de los trabajadores que hacían parte del sindicato. Esto se debió a que varios trabajadores sindicalizados, aunque beneficiarios de la convención colectiva firmada con el banco, venían renunciando a dicha convención, motivados por los ofrecimientos de las directivas del banco, de aumentar el salario y no descontar las cuotas sindicales a quienes renunciaran a la convención. La Corte concedió la protección, como mecanismo transitorio, ordenando al empleador hacer las deducciones de los salarios de todos los trabajadores afiliados aunque hubieran renunciado a los beneficios convencionales y entregarlas a la organización sindical. La cuota sindical es un dinero que pertenece al sindicato, y no a los afiliados individualmente.

Por ello aunque los trabajadores renuncien a la convención, continúan siendo miembros del sindicato, y sus obligaciones se mantienen, obligaciones de las cuales no puede disponer el patrono. La cuota sindical por lo tanto se descuenta por afiliación y no por el hecho de quedar amparado por la convención. No pueden los empleadores, realizar ningún tipo de discriminación salarial que no esté fundamentada en consideraciones de eficacia o eficiencia. La distinción salarial originada por pertenecer al sindicato, constituye una violación al derecho fundamental de asociación sindical. El empleador que retiene las cuotas sindicales se apodera de bienes ajenos que pertenecen al sindicato y vulnera el derecho fundamental de asociación. No puede el patrono negarse a pagar las cuotas sindicales con fundamento en la renuncia hecha por los trabajadores, de los beneficios de una convención colectiva. Tal conducta lleva al debilitamiento de la organización sindical, mas aún si dichos beneficios son otorgados por el patrono por fuera de la convención a los trabajadores que han renunciado a la misma. nota 1

La Corte concedió el amparo al derecho de asociación a los miembros de un sindicato de jubilados de una empresa, que venía descontando de sus mesadas el valor dirigido al pago de las cuotas correspondientes a su sostenimiento. Sin embargo, estas sumas nunca fueron entregadas a la asociación. Se estimó que desviar o no cancelar este tipo de sumas, no sólo pone al patrono frente a una responsabilidad de tipo penal o civil, sino que constituye una forma de debilitamiento de los sindicatos, que tienen que subsistir con los recursos económicos provenientes de sus afiliados. Esta circunstancia afecta la misma sobrevivencia de la asociación y en consecuencia el derecho de asociación de las personas. nota 2

· La tutela procede cuando el no pago de las cuotas sindicales afecte gravemente las finanzas del sindicato

El tutelante, actuando como Presidente y Representante Legal del Sindicato Mixto de Trabajadores Oficiales y Empleados Públicos de los Entes Territoriales del Departamento del Tolima ?inició acción de tutela contra la Tesorería Municipal del Guamo (Tolima), por considerar violados los derechos fundamentales a la libertad de asociación y de conformación de organizaciones sindicales. Señaló que la Tesorería del Municipio del Guamo (Tolima), había realizado los descuentos del 2% que autorizaron los trabajadores afiliados al sindicato de SINTRAESEMTOL, y sin embargo dichos aportes no habían sido entregados al sindicato. Esta conducta adelantada por el accionado, atentó contra los fines perseguidos por la asociación sindical y contra su propia subsistencia como asociación de trabajadores.

En el caso objeto de revisión, el denominado Sindicato Mixto de Trabajadores Oficiales y Empleados Públicos de los Entes Territoriales del Departamento del Tolima ?SINTRAESEMTOL?, es una agremiación sindical donde sus asociados estaban representados por trabajadores oficiales y empleados públicos de todo el Departamento del Tolima. Esto significaba que, más de un municipio a través de su Tesorería Municipal retenía de los asociados las cuotas sindicales correspondientes, y procedía -como simple intermediario- a remitir esos recursos al sindicato. De esta manera, los aportes sindicales que hacían los trabajadores del municipio del Guamo y que pertenecían a dicho sindicato, no constituían la única fuente de recursos de que disponía la mencionada asociación, para su sostenimiento y funcionamiento, pues contaban también con los traslados de otras tesorerías municipales del Departamento del Tolima. La afectación grave de las finanzas de dicho sindicato tenía que ser demostrada y probada. Por esta razón la Corte negó la tutela a la vez que advirtió a la tesorería del Guamo para que en el futuro retuviera y trasladara de manera puntual los aportes sindicales. nota 3

· El empleador sólo puede retener del salario la cuota sindical para el Sindicato al cual pertenece el trabajador

Un trabajador sindicalizado interpuso acción de tutela, pues consideró violados sus derechos a la asociación y libertad sindical y a la negociación colectiva, porque su empleador unilateralmente le impuso las condiciones de una convención colectiva pactada con otros sindicatos a los cuales no pertenecía, pese a estar en trámite un conflicto colectivo suscitado entre la empresa y el sindicato al cual estaba afiliado el trabajador, y haberse ordenado por el Ministerio de Protección Social la convocatoria de un Tribunal de Arbitramento. Además le dedujo la cuota sindical por dicho concepto, llegándose la situación de que el trabajador cotizaba a su sindicato y la empresa determinó que también le pagará cuota a otros dos sindicatos a los cuales no pertenecía. El actor solicitó que se definiera el conflicto colectivo con su sindicato y que se exhortara a la empresa tutelada, para que no le siguiera haciendo los correspondientes descuentos de su salario destinados a otro sindicato al cual no estaba afiliado.

La Corte sostuvo que en el derecho colectivo del trabajo es esencial la protección a la Convención Colectiva y dentro de ésta fundamentalmente a las normas económicas, respetándose la vigencia de la Convención fijada por las partes, luego no tiene explicación que el empleador le ordene a un trabajador que se acoja a lo pactado con un sindicato extraño cuando está de por medio la discusión de un conflicto colectivo con el propio sindicato y el Estado, a través del Ministro respectivo, ha ordenado la constitución de un Tribunal de Arbitramento para solucionar dicho conflicto . Esta injerencia indebida afecta no solo el derecho de negociación colectiva (art. 55 Constitución Política) sino la libertad sindical. Con mayor razón hay violación si se afecta el salario del trabajador sindicalizado para hacerle pagar cuotas a otros sindicatos.

Así, la Corte sostuvo en relación con las cuotas sindicales, que no puede imponérsele a un trabajador perteneciente a un sindicato que adelanta un proceso de negociación, la obligación de cotizarle a otro sindicato minoritario, cuando en el futuro de los beneficios que resulten del Tribunal de Arbitramento se le descontará la cuota llamada de beneficio convencional. Es sabido que los Tribunales de Arbitramento señalan la retroactividad de las decisiones económicas que tomaren. Por lo tanto, la indebida remisión de una cuota a un sindicato extraño, en las condiciones que motivan esta tutela, es una afectación a los derechos de libertad sindical y contratación colectiva.

Se concedió la tutela como mecanismo transitorio, pues en el presente caso, la Corte consideró que se reunían los requisitos para concederla, toda vez que se presentaba un perjuicio inminente, pues se estaba restringiendo indebidamente el pago íntegro del salario al trabajador que interpuso la tutela. Además, las medidas a adoptar eran urgentes, ya que el empleador no acudió a la justicia laboral para efectos de cualquier revisión o de autorización para descontar dinero del salario del trabajador, sino que tomó una determinación unilateral, que es contradicha por el Ministerio de la Protección Social. Por consiguiente, no se podía esperar el accionante a que se decidiera lo pertinente por juicio ordinario laboral porque el empleador no había acudido ante ella, y si lo hiciere el trabajador, se trataba de un juicio ordinario laboral que demoraría varios años y entre tanto se continuara afectando el salario del actor.

Así mismo, el peligro era grave porque, teniendo en cuenta los desprendibles de pago, el salario del actor apenas sobrepasaba los dos salarios mínimos legales, se le efectuaba una disminución indebida que lo afectaba, y, además, se le estaba violando su derecho a sujetarse al resultado proveniente de las acciones de su sindicato y no de un sindicato extraño. Por consiguiente, se ordenó al empleador que de inmediato cesara la retención indebida de la parte del salario del actor que se remitía como cuotas a los dos sindicatos minoritarios a los cuales no pertenecía el tutelante. Al accionante solo se le retendrá la cuota que le corresponde al sindicato al que pertenece. nota 4

· El empleador debe facilitar a los sindicatos la información necesaria para controlar que los descuentos para cuotas sindicales se hagan adecuadamente

Una organización sindical solicitó a la empresa accionada una serie de datos con su respectivo soporte documental, en busca de determinar con precisión, las sumas deducidas a los salarios de los trabajadores y consignadas al sindicato por concepto de cuota sindical. La empresa, si bien dio respuesta a la petición, no entró en el detalle requerido.

La Corte recordó que la Constitución garantiza en el artículo 39 el derecho constitucional de los trabajadores y empleadores a constituir sindicatos. No obstante, esa garantía sería letra muerta si una vez conformados, los sindicatos no pudieran contar con medios para subsistir de manera autónoma. Por eso, el derecho a la asociación sindical, está integrado por todo un haz de derechos fundamentales y presupone esencialmente el derecho a contar con los medios materiales indispensables para subsistir. Así lo dijo, por ejemplo, en la sentencia T-324 de 1998, en la cual la Corte consideró que una entidad había violado el derecho a la asociación sindical de un sindicato, luego de constatar que se había rehusado a entregarle las cuotas sindicales que había deducido del salario de los afiliados.

Para la Corte, si sólo se contemplara el derecho de los sindicatos a contar con medios materiales de subsistencia, pero se les negara el derecho a controlar que los empleadores efectivamente descuenten del salario de cada uno de los afiliados las cuotas sindicales correspondientes, en la cuantía y en las oportunidades debidas, se desprotegería abiertamente el derecho a la asociación sindical. Porque entonces el empleador se vería de facto posibilitado (aunque no autorizado jurídicamente) para eludir la obligación constitucional de proveerles a las organizaciones sindicales los medios materiales indispensables de subsistencia, y de paso para neutralizar sin justa causa los efectos de una asociación sindical libre y legítima. En cambio, si la Constitución se interpreta en el sentido de que ofrece todos la más alta protección posible al derecho a la asociación sindical, se debe concluir que al menos prima facie la Constitución garantiza asimismo el derecho de los sindicatos a contar con los medios materiales de subsistencia, y además el derecho a tener los instrumentos necesarios para controlar que no se los prive de esos medios de subsistencia sin justificación suficiente.

Entre estos instrumentos está el derecho de los sindicatos a solicitarles a los empleadores de sus afiliados, que les proporcione la información necesaria para fiscalizar si los descuentos por concepto de cuotas sindicales se están haciendo (i) a todos los afiliados, (ii) en la proporción fijada por el ordenamiento, (iii) y en la oportunidad indicada. En ese sentido, puede decirse que los empleadores tienen, por tanto, como fruto de una interpretación razonable del derecho constitucional a la asociación sindical, el correlativo deber de facilitarles a los sindicatos la información que sea necesaria para controlar que los descuentos para cuotas sindicales efectivamente se hagan al número de afiliados exacto, en el monto correcto y en la oportunidad debida. Si no lo hacen, les violan a tales sindicatos y a sus miembros el derecho a la asociación sindical. nota 5



  1. Corte Constitucional, Sentencia T-681-98
  2. Corte Constitucional, Sentencia T-300-00
  3. Corte Constitucional, Sentencia T-353-02
  4. Corte Constitucional, Sentencia T-168-04
  5. Corte Constitucional, Sentencia T-814-10

 Ocultar columna

Búsquedas

Modificaciones recientes
2013-06-17
La progresividad en el pago del subsidio familiar para los trabajadores de nuevas pequeñas empresas constituye una medida constitucionalmente idónea, adecuada,necesaria y proporcional para la formalización y generación de empleo

2012-08-30
Trabajadores asociados a cooperativas de trabajo deben ser retribuidos con prestaciones equivalentes a las establecidas en el código sustantivo de trabajo

2012-05-23
Trasladar la carga inicial de los gastos de la junta al aspirante a beneficiario, aunque éste tenga derecho a su reembolso siempre que se certifique su condición de invalidez, contraría ciertos preceptos constitucionales

Presentación
Descargue la presentación del Observatorio de Justicia Constitucional
Descargar (39Kb)

Sabía usted que...
En la parte superior e inferior se encuentran los ítem anterior y siguiente de cada elemento.

Contáctenos
Si desea contactarse con el equipo de trabajo del Observatorio de Justicia Constitucional, escríbanos al correo observatorio@defensoria.org.co

Descargas
Constitución Política de Colombia en formato PDF
Descargar (569Kb)

Versión actualizada (julio de 2013)

Ver - Imprimir
Versión completa del documento sobre Trabajadores y Sindicatos optimizada para impresión

Informes

Segundo informe del Observatorio de Justicia Constitucional

Marzo de 2007 - febrero de 2011

Descargue el libro

Tomo 1

(7.2 Mb)

Tomo 2

(8.5 Mb)

Primer informe del Observatorio de Justicia Constitucional de la Defensoría del Pueblo

Marzo de 1992 - febrero de 2007

Descargue el libro

Tomo 1

(2.7 Mb)

Tomo 2

(3.0 Mb)

© 2003 - 2006 Defensoría del Pueblo Colombia | línea gratuita nacional 018000 914814
Requisitos técnicos del sitio web | Su uso de este sitio web constituye aceptación de nuestras condiciones de uso y privacidad