› Observatorio de Justicia Constitucional
» Trabajadores y Sindicatos
Tabla de Contenidos
Última modificación: 2006-08-01
Improcedencia general de la tutela frente a la conciliacion laboral salvo que se pruebe la vulneración de derechos fundamentales

Varios actores presentaron acción de tutela contra una empresa de servicios públicos domiciliarios al considerar que fueron despedidos masivamente por ser trabajadores sindicalizados con lo cual se vulneró su derecho de asociación sindical. Según la empresa los contratos de trabajo fueron terminados de mutuo acuerdo, mediante actas de conciliación laboral. La Corte Constitucional, luego de explicar la figura de la conciliación laboral, como mecanismo de solución pacífica de conflictos, destacó su fuerza vinculante y el carácter de cosa juzgada del acta respectiva. Sin embargo, la Corte aclaró que es posible atacar el acto de conciliación ante la jurisdicción laboral ordinaria por presentarse algún vicio del consentimiento (error, fuerza o dolo) o por haberse desconocido derechos ciertos e indiscutibles de los trabajadores. Para la Corte, habiendo existido una conciliación aprobada por el Inspector de Trabajo, la vía judicial para controvertir la validez del acuerdo suscrito no podía ser la acción de tutela.

En efecto no solamente el acuerdo a que llegan las partes intervinientes en las respectivas conciliaciones hace tránsito a cosa juzgada (arts. 20 y 78 CPL), sino que si excepcionalmente ésta fuera objeto de revisión en juicio, ello sólo sería posible invocarlo ante el juez laboral competente, a menos que se probara la violación de un derecho fundamental y que existiera un perjuicio irremediable, caso en el cual sería procedente la acción de tutela pero solo como mecanismo transitorio. De acuerdo con los elementos probatorios existentes en el expediente, estas conciliaciones fueron suscritas con el lleno de los requisitos legales, por lo que los jueces de instancia tuvieron razón en reconocer el efecto de cosa juzgada de las actas de conciliación suscritas por todos los tutelantes ante el inspector de trabajo, quien las aprobó, lo que hizo presumir que éstas no vulneraban derechos ciertos e indiscutibles de los trabajadores. Sin embargo, fue claro que los demandantes tenían la posibilidad de acudir ante la jurisdicción laboral ordinaria para desvirtuar la validez de las conciliaciones suscritas en aceptación de la propuesta formulada por la Empresa del plan de retiro voluntario al cual se acogieron, así como la validez de las condiciones establecidas en las actas respectivas. nota 1



  1. Corte Constitucional, Sentencia T-446-02 Reiteración en sentencia T-929-02

© 2003 - 2006 Defensoría del Pueblo Colombia | línea gratuita nacional 018000 914814
Requisitos técnicos del sitio web | Su uso de este sitio web constituye aceptación de nuestras condiciones de uso y privacidad