› Observatorio de Justicia Constitucional
» Derecho de Participación Política
Tabla de Contenidos
Última modificación: 2006-08-01
Derecho a la participación de los estudiantes en los consejos directivos de los centros educativos

Se demandó la inconstitucionalidad parcial de los artículos 87 y 93 de la Ley 115 de 1994 por la cual se expide la ley general de educación, por imponer a los estudiantes una reglamentación en la que no han tenido oportunidad de participar y establecer requisitos para ser representante de los estudiantes ante los consejos directivos, con lo cual gran parte de los alumnos no tienen la posibilidad de ser candidatos. La Corte consideró que el desarrollo del gobierno escolar conforme a los principios democráticos no riñe con la aceptación del reglamento en el momento de inscribir la matrícula, contenida en el artículo 87 acusado y el compromiso adquirido no significa que la voluntad queda atada por completo y para siempre, pues puede cambiar conforme a los procedimientos previstos para las reformas. Además, los manuales de convivencia deben tener mecanismos de participación en donde los miembros de la comunidad puedan expresar las opiniones, las críticas o el disenso ante las normas educativas.

Respecto del artículo 93, la Corte sostuvo que el derecho a la participación en el gobierno no se reduce a ocupar un puesto en el Consejo Directivo de la institución educativa teniendo en cuenta que: i) el principio democrático debe orientar todas las actividades del ámbito educativo y no solo la representación estudiantil; ii) la posibilidad de elegir y ser elegido que conforma el derecho de participación no se afecta con el establecimiento del requisito para la representación, de ser estudiante de los últimos tres grados, ya que todos los alumnos tienen la posibilidad de cumplir con el requisito; iii) el requisito establecido en la norma no es taxativo, y se debe interpretar como un mínimo que puede ampliarse a que estudiantes de otros grados participen en el Consejo Directivo de la institución, conforme al manual de convivencia.

Finalmente, la Corte sostuvo que el requisito de pertenecer a un grado de escolaridad para ser representante ante el Consejo Directivo, no vulnera el núcleo esencial de ningún derecho fundamental porque éste se justifica en la relación medio fin que existe entre la prescripción de un requisito de experiencia y la madurez para ejercer una mejor representación de los estudiantes. En virtud de lo anterior, la Corte declaró exequible las expresiones acusadas. nota 1



  1. Corte Constitucional, Sentencia C-866-01

© 2003 - 2006 Defensoría del Pueblo Colombia | línea gratuita nacional 018000 914814
Requisitos técnicos del sitio web | Su uso de este sitio web constituye aceptación de nuestras condiciones de uso y privacidad