› Observatorio de Justicia Constitucional
» Derechos Colectivos
Tabla de Contenidos
Última modificación: 2006-08-01
Adquirentes de empresas de transporte deben obterner sus propios permisos de operación

Se presentó acción de inconstitucionalidad contra el artículo 13 de la ley 336 de 1996 y la expresión ?intransferible?, contenida en el artículo 18 de la misma ley, los cuales disponen que la habilitación y los permisos para la prestación del servicio público de transporte son intransferibles. Reitera la Corte que el otorgamiento de licencias de funcionamiento para operar el servicio público de transporte no genera derechos adquiridos que se incorporen de manera definitiva al patrimonio de los operadores de dicho servicio, sino que da lugar a derechos temporales de operación, sujetos a las nuevas condiciones y modificaciones que se deriven de la regulación legal y reglamentaria, que busca, en todo caso, coordinarlos con los derechos e intereses de la comunidad.

En cuanto al permiso y la habilitación afirmó la Corte que estos no generan un derecho asimilable a la propiedad; pese a que son susceptibles de valoración económica, no pueden negociarse separadamente de la empresa para la cual fueron conferidos, pues no se trata de un bien separable de la empresa, tiene valor sólo como parte de ella. Cuando se transfiere la titularidad de la empresa de transporte en su conjunto, para que la transferencia pueda ser efectiva, el adquirente de la empresa debe, previamente, obtener sus respectivos habilitación y permiso. Lo que pretende la norma es garantizar que quien preste el servicio público de transporte, lo haga al amparo de una habilitación y un permiso que le hayan sido conferidos por la autoridad competente, sin que para el efecto pueda valerse de los que fueron otorgados a otra persona, así sea ésta quien le haya transferido a cualquier título, salvo la sucesión por causa de muerte.

La autoridad competente sólo podría negar los permisos y las habilitaciones cuando concurran circunstancias subjetivas en el adquirente que lo hagan imperativo o cuando se presente un cambio de circunstancias que de la misma manera habría afectado al beneficiario de los permisos o las habilitaciones iniciales. La Corte declaró exequible el artículo 13 de la ley 336 de 1996 y de la expresión ?e intransferible? contenida en el artículo 18 de la misma ley nota 1



  1. Corte Constitucional, Sentencia C-1078-02

© 2003 - 2006 Defensoría del Pueblo Colombia | línea gratuita nacional 018000 914814
Requisitos técnicos del sitio web | Su uso de este sitio web constituye aceptación de nuestras condiciones de uso y privacidad