› Observatorio de Justicia Constitucional
» Derechos Colectivos
Tabla de Contenidos
Última modificación: 2011-03-24
Condiciones para que el principio de la confianza legítima sea aplicable

Al conocer de una acción de tutela instaurada por verdedores ambulantes tras ser desalojados del parque donde habían ejercido su actvidad informal por más de quince años y con la anuencia de las autoridades, la Corte se refirió a las condiciones que se deben reunir para que el principio de la confianza legítima sea aplicable.

La Corte reiteró que la aplicación de este principio puede darse cuando se acredite que:

i) exista la necesidad de preservar de manera perentoria el interés público, lo que para el caso, se acredita a partir de la obligación estatal de proteger la integridad del espacio público y los derechos constitucionales que son ajenos a su preservación;

ii) la desestabilización cierta, razonable y evidente en la relación entre administración y los ciudadanos, la cual es connatural a los procedimientos de restitución del espacio público ocupado por vendedores informales;

iii) se trate de comerciantes informales que hayan ejercido esa actividad con anterioridad a la decisión de la administración de recuperar el espacio público por ellos ocupado y que dicha ocupación haya sido consentida por las autoridades correspondientes y

iv) la obligación de adoptar medidas por un periodo transitorio que adecuen la actual situación a la nueva realidad, deber que la jurisprudencia constitucional relaciona con el diseño e implementación de políticas razonables, dirigidas al otorgamiento de alternativas económicas que garanticen la subsistencia de los afectados con las medidas de restitución del espacio público. nota 1



  1. Corte Constitucional, Sentencia T-465-06. En el mismo sentido, ver la Sentencia T-053-08

© 2003 - 2006 Defensoría del Pueblo Colombia | línea gratuita nacional 018000 914814
Requisitos técnicos del sitio web | Su uso de este sitio web constituye aceptación de nuestras condiciones de uso y privacidad