› Observatorio de Justicia Constitucional
» Mujeres
Tabla de Contenidos
Última modificación: 2006-08-01
Protección a funcionaria pública cabeza de familia afectada en su mínimo vital por declaratoria de insubsistencia de cargo de carrera administrativa que ocupaba provisionalmente

La Corte constitucional amparó transitoriamente los derechos fundamentales al debido proceso, al trabajo y al mínimo vital de una trabajadora que accionó contra el club Militar de Oficiales de Bogotá, por la expedición de una Resolución, mediante la cual fue declarada insubsistente, con lo cual se le causó un perjuicio irremediable, pues el salario que devengaba era el único medio de subsistencia con el que contaban ella y su hijo. Luego de analizar el tema de la provisión de empleos públicos y su relación con el derecho a la estabilidad laboral; estudiar el deber de la administración de motivar los actos administrativos que declaraban insubsistente un nombramiento para ocupar un cargo de carrera y uno de libre nombramiento y remoción y; plantear los dos aspectos anteriores en tratándose de nombramientos en provisionalidad en cargos de carrera, concluyó la Corte que el cargo que ocupaba la peticionaria era de carrera y lo ejercía en provisionalidad, luego su nombramiento podía prolongarse hasta que el club Militar convocara el respectivo concurso, sin perjuicio de poderla desvincular por razones disciplinarias o calificación no satisfactoria, procedimiento que no llevó a cabo el ente accionado, so pretexto de que este cargo era de libre nombramiento y remoción.

Reconoció la Corte que la peticionaria contaba con otro mecanismo de defensa judicial para hacer valer sus derechos, sin embargo, por ser la accionante mujer cabeza de familia a cargo de un niño que dependía exclusivamente de ella y, habida cuenta que el acto administrativo de insubsistencia afecta los derechos fundamentales del debido proceso, el trabajo y el mínimo vital, concedió el amparo constitucional como mecanismo transitorio, hecho éste que no la exime de la obligación de acudir oportunamente ante la jurisdicción de lo contencioso administrativo para que dirima la controversia. En consecuencia, la Corte ordenó al Director General del Club Militar de Oficiales dejar sin efectos la Resolución y proceder a reintegrar a la peticionaria al cargo que venía ocupando cuando fue desvinculada, o a uno de mejor o igual categoría nota 1



  1. Corte Constitucional, Sentencia T-752-03

© 2003 - 2006 Defensoría del Pueblo Colombia | línea gratuita nacional 018000 914814
Requisitos técnicos del sitio web | Su uso de este sitio web constituye aceptación de nuestras condiciones de uso y privacidad