› Observatorio de Justicia Constitucional
» Personas Privadas de Libertad
Tabla de Contenidos
Última modificación: 2007-08-06
No suministro de agua caliente en duchas de centros de reclusión, por regla general, no vulnera derechos fundamentales de los internos

Aseguran los internos del Pabellón de Máxima Seguridad de Cómbita (Boyacá) que ?las instalaciones sanitarias del pabellón son adecuadas, pero a pesar de que la temperatura promedio es de dos grados en las mañanas y de que muchos de los internos son personas mayores de 50 años con serios quebrantos de salud, el agua con que se obliga a tomar la ducha a los internos está por debajo de la temperatura del ambiente a esa hora y el baño termina siendo no un acto de higiene personal sino una tortura?. El INPEC dijo que había mejorado las condiciones en lo que le habían sido posible, pero que no estaba en capacidad de instalar sistemas de calefacción y calentadores de agua en los establecimientos carcelarios por razones de austeridad de gasto.

La Corte Constitucional estimó ue obligar a los internos a tomar una ducha fría, si bien podía causar cierta molestia, no constituía un trato cruel, inhumano o degradante. Se trataba de una medida encaminada a propender por un fin legítimo, cual es, el mantenimiento de unas condiciones de aseo e higiene esenciales en unas instalaciones de esta naturaleza donde habitan cientos de personas; es adecuada e idónea para la consecución del fin; era necesaria ya que con ella se evitaba la propagación de enfermedades, y era estrictamente proporcional por cuanto si bien podía ocasionar un ligero malestar al interno, el Estado no contaba con los medios económicos suficientes para solventar un sistema de agua caliente. En pocas palabras, se trataba de una medida encaminada a mantener la disciplina en el centro de reclusión, que no lesionaba el debido respeto a la dignidad humana.

En materia del ejercicio del ius puniendi, el principio de la dignidad humana se traduce en una prohibición dirigida a las autoridades carcelarias en el sentido de prohibirles el recurso a penas crueles, inhumanas o degradantes. La Corte consideró que el reglamento interno del centro carcelario en materia de horario para bañarse diariamente no constituía una lesión al principio de dignidad humana, pues no se tomó al individuo como un mero instrumento al servicio de los intereses generales ni tampoco se estableció una pena contraria al artículo primero constitucional. Sin embargo, la Corte advirtió que la medida se tornaba desproporcionada, y, por ende, contraria a la Constitución, si se le aplica a un interno que, bajo estricta prescripción médica, no deba tomar esos baños de agua helada a esa hora o durante algunos días. En este caso, dijo, primará el derecho a la salud sobre el fin legítimo perseguido con la medida. Así pues, cuando se presenten estas circunstancias, las directivas del penal deberán inaplicar la regla contenida en el reglamento interno y hacer primar el derecho fundamental a la salud.

En este orden de ideas, la Corte ordenó que, cuando por estricta prescripción del médico del penal, un interno no deba temporalmente tomar un baño helado o no es recomendable que lo tome a las 05:15 a.m., las directivas del centro de reclusión deberán tomar las medidas administrativas correspondientes para garantizar el derecho a la salud del interno nota 1



  1. Corte Constitucional, Sentencia T-1030-03

 Ocultar columna

Búsquedas

Modificaciones recientes
2013-09-13
Derecho a prisión domiciliaria en clínica u hospital por el estado de salud del enfermo

2013-09-13
La determinación del lugar en el cual deberá estar privado de la libertad una persona no tiene relación con los fines de la pena ni con los derechos de las víctimas

2013-07-08
El derecho fundamental al acceso de agua potable en los establecimientos carcelarios, como derecho interdependiente de la dignidad de los internos

Presentación
Descargue la presentación del Observatorio de Justicia Constitucional
Descargar (39Kb)

Sabía usted que...
En la parte superior e inferior se encuentran los ítem anterior y siguiente de cada elemento.

Contáctenos
Si desea contactarse con el equipo de trabajo del Observatorio de Justicia Constitucional, escríbanos al correo observatorio@defensoria.org.co

Descargas
Constitución Política de Colombia en formato PDF
Descargar (569Kb)

Versión actualizada (julio de 2013)

Ver - Imprimir
Versión completa del documento sobre Personas Privadas de Libertad optimizada para impresión

Informes

Segundo informe del Observatorio de Justicia Constitucional

Marzo de 2007 - febrero de 2011

Descargue el libro

Tomo 1

(7.2 Mb)

Tomo 2

(8.5 Mb)

Primer informe del Observatorio de Justicia Constitucional de la Defensoría del Pueblo

Marzo de 1992 - febrero de 2007

Descargue el libro

Tomo 1

(2.7 Mb)

Tomo 2

(3.0 Mb)

© 2003 - 2006 Defensoría del Pueblo Colombia | línea gratuita nacional 018000 914814
Requisitos técnicos del sitio web | Su uso de este sitio web constituye aceptación de nuestras condiciones de uso y privacidad